Para todo hay una primera vez, experimentaremos con las más peques a jugar con los ritmos, las melodías y los instrumentos.

La mejor gimnasia para

nuestro cerebro en edades tempranas

Escuchamos música por todos sitios y en edades tempranas ayuda mucho al desarrollo emocional, pero interpretarla y entenderla desarrolla nuevas conexiones neuronales que de otra forma no se desarrollan.